El legado ancestral de los mayas es convertido en una pieza básica de vestir de la mano de Indira y Estela Martínez y su padre don Reniery.

Hondureñas creadoras de los zapatos Mayan Roots
mayo 7, 2014
Mayan Roots Atena Hernandez
mayo 9, 2014
Show all

El legado ancestral de los mayas es convertido en una pieza básica de vestir de la mano de Indira y Estela Martínez y su padre don Reniery.

Siglos después de su máximo esplendor, la herencia cultural que dejó la civilización maya es llevada a otra industria que toma auge recientemente: la moda. El calzado se suma a las joyas, hebillas e incluso bolsos, que son lucidos orgullosamente por los y las hondureñas que muestran parte de nuestra historia. Esto ha sido posible gracias a la iniciativa de Indira y Estela Martínez, quienes con el apoyo de su padre Reniery concretaron su proyecto de mostrar la riqueza cultural maya de una manera diferente, no a través de libros de historia o estelas mayas, sino en una prenda que se pudiese lucir.

La pregunta surgió hace 20 años, cuando Estela imaginó ¿qué pasaría si pudiera dar a conocer al mundo la riqueza cultural maya a través de zapatos? “La respuesta fue sencilla” asegura, “hay que apostar por lo auténtico, lo que tiene raíces y para nosotras ha sido apasionante descubrir la maravillosa y riquísima herencia cultural que poseemos en estas tierras”. Es así como surgió la idea de crear Mayan Roots. “Mayan Roots es zapato hecho a mano, diseños modernos inspirados en culturas ancestrales, principalmente la maya. Hacemos una propuesta de calidad en la que los clientes participan del proceso creativo” explica Estela, quien nos mostró cómo los clientes pueden personalizar sus diseños.

En el estudio, donde la conocimos junto a su hermana Indira y su padre don Reniery, disponen de los diferentes tipos de suelas, adornos y pieles de colores, aquí se puede escoger desde una suela o plataforma de madera oscura o una clara, incorporar tuno, semillas o piedras, o volverse loca con los vibrantes colores de pieles disponibles, un fucsia, cian o mostaza. En los mostradores están los diseños, plataformas, sandalias, flats, ballerinas y también tiene calzado para caballero, todos de excelente calidad y hechos a mano, si no hay disponibles en un color o número, se solicita y ellos lo hacen, definitivamente un trato personalizado. Sus clientas son principalmente mujeres que aman los zapatos y se inclinan por diseños originales, decididas a llevar parte de su identidad nacional comprando producto hecho por hondureños.

Calzado fabricado en Honduras por Mayan Roots

Calzado fabricado en Honduras por Mayan Roots

“Hay infinitas formas en las que los seres humanos podemos expresarnos, para nosotras, dos hermanas nacidas en el seno de una familia zapatera, nuestra forma de ver la vida es una mezcla de propósito y creatividad que nos ha llevado a servir a las personas con nuestra artesanía” comenta Estela al compartir acerca de la visión empresarial que poseen. Para lograr un producto de calidad, se han preparado con estudios en la materia realizados en Europa. Don Reiniery, encargado de las hormas, tiene estudios en modelaje de hormas, tacones y plataformas para calzado; Indira en Tecnología de producción de calzado, Diseño y patronaje de calzado, y Calzado artesanal a medida; por parte, Estela está involucrada en el diseño con su formación en Diseño y patronaje de Calzado, Tecnología CAD CAM aplicada al calzado y High tech para ortesis plantares.

Un legado familiar

Mayan Roots abrió sus puertas el año pasado, sin embargo, la experiencia en la industria del calzado es amplia, la llevan en la sangre. Su padre, don Reniery Bellino se ha dedicado a la elaboración de calzado por más de 50 años. “Somos tercera generación en el ramo del calzado. Aunque nunca nos fue impuesta como ocupación, elegimos este camino sabiendo que habría mucho camino por andar. Nuestro padre es nuestra mayor referencia y guía en temas técnicos, 50 años de experiencia en el sector de calzado y hormas nos avalan”, afirma Estela.

Mayan RootsEstela, llena de entusiasmo y admiración por su padre, explicó cómo él inició en el oficio de la zapatería, tomó todo lo bueno de cada situación e hizo crecer el negocio. “Su rebeldía y el deseo de superación le hicieron incursionar a muy temprana edad en el oficio de la zapatería. Su buen hacer en el rubro se vio recompensado por una clientela selecta para zapato de caballero. Sin embargo, en el año 1969, durante la guerra con El Salvador, la industria del calzado en Honduras se encontró sin proveedores de hormas, pues el principal fabricante estaba en ese país, cortadas las relaciones comerciales, mi padre tuvo que ingeniarse la forma de hacer sus propias hormas.

Al cabo de un tiempo, sus colegas, también desabastecidos, comenzaron a pedirle que les hiciera hormas a ellos. De repente, mi padre hacía más hormas que zapatos, así que cambió de rubro, y desde ese año, es el principal fabricante de hormas del país” cuenta la historia Estela. “Por cosas como estas, hemos aprendido a ver que lo que pudiera considerarse una desgracia, quizá sea la semilla de un nuevo fruto, todo depende de cómo afrontemos las situaciones” agrega al destacar como ejemplo de superación la actitud y trabajo de su padre luego de la guerra del 69.

Desde entonces, don Reniery ha seguido en su negocio de las hornas de zapatos, y sus hijas han aprendido del negocio con él, e iniciaron su propio proyecto, tomar las suelas de su padre para elaborar zapatos cómodos, de calidad y a la moda con elementos mayas en Pewter. La calidad de sus diseños las han hecho merecedoras de premios internacionales como el Pitch Challenge y el Premio de MODA en la Bienal Iberoamericana de Diseño llevada a cabo en Madrid el año pasado. Estela se encarga del departamento de diseño, aunque con tantos diferentes modelos también se auxilia de Indira y su padre, quien siempre las apoya. Indira se dedica al marketing de Mayan Roots, fruto de ese esfuerzo han logrado distribuir los zapatos en Copán, en el Hotel Boutique Yat B’alam, está trabajando para que próximamente estén disponible en San Pedro Sula, Choluteca y Roatán, por supuesto, a futuro esperan poder atravesar las fronteras con la marca y llegar a otros países. En Tegucigalpa están ubicados en la colonia Rubén Dario, pueden escribirles al email mayanroots@gmail.com o buscarlos en Facebook MayanRoots5.

Finalmente, Estela considera que es importante consumir productos fabricados en el país ya que “es una forma de crear prosperidad y bienestar en una sociedad con tantas necesidades”.

Por: Karina López CROMOS

Deja un comentario